¿Un poco de helado?

Esta tarde de nuevo… he vuelto a caer =P Aprovecho ahora que tengo tiempo, que a partir del día 12 empiezo el bachillerato… y no se si tendré muchos momentos de inspiración

Helado de fresaLlego, un poco justa de tiempo, pero al fin estoy aquí. Te busco con la mirada, primero entre las mesas con sombrilla colocadas en la calle de esa heladería que con tanto afán me has recomendado, no te veo. Miro también en el parque de enfrente y a ambos lados de la calle. He llegado antes, con lo que decido sentarme en una de esas sillas de metal a esperarte. Ojeo la carta de copas por encima pero enseguida la dejo encima de la mesa. De repente te veo surgir de la entrada del metro, subiendo a toda prisa por las escaleras automáticas. Me buscas y al encontrarme sonríes, con lo que pierdes tu atención en el suelo y tropiezas, dando cuatro o cinco pasos raros hacia delante consiguiendo, al fin permanecer de pie. Yo, de mientras, no puedo evitar reírme, nunca cambiarás y eso me gusta. Al acercarte, me saludas con un beso, sentándote frente a mi.

-¿Estás bien?– pregunto, sin poder aguantar la risa
– Sí, sí, no te preocupes que soy de acero– sonriendo ampliamente y tocando con el puño fuerte a tu corazón dos veces- por cierto… hoy pido yo
– Como quieras, a ver como me sorprendes

Se acerca un camarero, el de ojos azules, y le señalas una de las copas de la carta. Mientras esperamos hablas de tus compañeros de trabajo, y de la que montaron en la fiesta de anoche, que no pude asistir porque tenía que estudiar. Se hace tardar, pero por fin llega lo que habías pedido: una gran copa con nata, caramelo y chocolate con leche derretido por encima en cima de 3 bolas de mi sabor preferido. Si es que me conoces tan bien…

¡Wow! Hoy no ceno…

Entre los dos intentamos comernos el gigantesco postre, la verdad que con el calor que hace, apetece. Hace rato que la radio está puesta, ambientando las mesas a través de altavoces, y de repente suena “Accidentally in love” de los Counting Crows, esa canción… fue la que bailemos juntos por primera vez.

I surrender to the strawberry ice cream– tarareas- me rindo al helado de fresa. ¿Sabes por qué dicen eso? – deniego con la cabeza- en EEUU se considera este helado como símbolo de amor

Mmm… mi sabor preferido. ¿Será por eso que me encanta compartirlo contigo? – te doy un poco con mi cucharilla, haciéndote reír- Eres una enciclopedia con patas… ¿lo sabías? – guiñándote mi ojo izquierdo

Pasa el rato, la tarde se convierte en noche entre recados y risas, acabando en el parque de delante de la heladería, columpiándonos como dos niños pequeños sin preocupaciones. ¿Por qué me siento así cuando estoy contigo, a tu lado? No lo se, solo he llegado a la conclusión de que nunca me canso… y que ya no puedo vivir sin ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: